¿Qué es un NAS, y para qué sirve?

Ventajas de utilizar un NAS en casa, o en la empresa para trabajar remotamente o en local

Muy a grandes rasgos, un NAS (Network Attached Storage) es una caja (a partir de un palmo cúbico de tamaño). En el interior de la cual se pueden encontrar uno o varios discos duros. Principalmente, un NAS sirve para almacenar información, y copias de seguridad de los equipos de la red.

Con esta descripción inicial, ya nos podemos hacer una idea de cómo puede ayudar en el día a día tener un NAS. Tanto usuarios domésticos, como a autónomos, y empresas.

Sin embargo, un NAS no sólo destaca por la capacidad de almacenamiento de archivos y documentos. Es igualmente relevante que se puede configurar un NAS para que los usuarios de la red puedan acceder a los archivos que tengan que utilizar, y si procede puedan modificarlos, y que únicamente tengan acceso a los directorios que necesiten por sus tareas.

Nas Synology

Evitando de esta manera duplicar información en varios equipos, que al final provoca que no se sepa qué es actual y qué es obsoleto.

Asimismo, un NAS también sirve para hacer copias de seguridad, tanto de ordenadores como de otros dispositivos de la red, conservarlas durante el tiempo que se considere oportuno, y poder recuperar la información que había en el equipo en poco rato.

El potencial de un NAS va mucho más allá, en función de la marca y el modelo que se utilice, pero en éste post sólo queda destacar otro aspecto muy relevante de utilizar un NAS. Y es que en pequeñas empresas en las que no se da un uso de red excesivo, se puede utilizar el NAS como «nube» (en realidad también se les llama nube personal, o nube privada).

Y es que un NAS se puede configurar para que al como lo hacen desde la oficina, los usuarios se puedan conectar desde Internet. Teniendo acceso a sus documentos desde cualquier lugar, así como desde el teléfono móvil.

Sin embargo, un NAS también tiene sus limitaciones, y es que si hay un gran número de usuarios que tengan que gestionar información, deja de ser una solución óptima, y llega el momento de plantearse utilizar un servicio que permita trabajar con escritorio remoto (terminal server).

Por último, una recomendación; hay que proteger la integridad de un NAS. Por ello es muy conveniente incorporar mecanismos de seguridad para garantizar que los datos se conserven. Esto es; (Como cualquier equipo informático) tenerlo conectado a un SAI para evitar subidas de tensión, y configurar el almacenamiento con algún sistema RAID que garantice que en caso de fallo de un disco duro (de vez en cuando fallan), se podrá sustituir, y seguir trabajando sin perder la información.

Esta es una explicación básica de lo que es un NAS y para qué sirve. En caso de cualquier duda basta completar un formulario, y recibirá una respuesta lo antes posible.