Redacción para mejorar el posicionamiento SEO

Administración de contenidos de una página web para mejorar el posicionamiento SEO

Este es el texto introductorio de un pequeño manual de 7 páginas, que tiene como finalidad ayudar a redactar textos que sirvan para mejorar el posicionamiento SEO de las páginas web. Para obtener el documento completo sólo se tiene que subscribir a la newsletter de ServeisTICc, y lo recibirá en la dirección de correo de la subscripción en formato PDF.

Optimización orgánica para mejorar el SEO de páginas web.

Los contenidos de una página web son imprescindibles, no sólo para mejorar el posicionamiento SEO. Lo son, ni que sólo sea para aparecer en los resultados de búsqueda de Google, y los de cualquier buscador. Y como tales marcan la diferencia entre las páginas que llegan a su público, y las que no lo consiguen.

Sin embargo, antes de entrar en la calidad y utilidad del mensaje, es necesario que se pueda indexar y ser encontrado en los buscadores. Y para que esto ocurra, la página tiene que permitir que los buscadores puedan leer, interpretar y finalmente indexar sus contenidos.

Se puede comprobar la accesibilidad de una página web para los buscadores utilizando un simulador de araña, como el de SEO Browser (https://www.seo-browser.com/), el de Small SEO Tools (https://smallseotools.com/es/spider-simulator/), o cualquier otro.

Cuando se indica al simulador que rastree una pantalla de una página, tiene que poder devolver los textos de la pantalla, indicando a qué espacio corresponde cada uno de ellos. Si no es así, lo más probable es que los buscadores no puedan leer ni interpretar los contenidos de la página. Y por lo tanto, no importará lo que se escriba en ella, puesto que los buscadores no lo podrán incluir en los resultados, y cualquier esfuerzo por mejorar el posicionamiento SEO será una pérdida de tiempo. Por el contrario, si el simulador devuelve los textos de la pantalla, desarrollar unos contenidos apropiados a las necesidades de los buscadores, debería dar resultados.

La primera recomendación es escribir los textos en un procesador de textos (Microsoft Word, OpenOffice o LibreOffice Writter… o un bloc de notas, no importa), cuando los contenidos estén terminados se podrán copiar en la página. Y así será mucho más fácil encontrar las palabras clave para cada una de las pantallas, evitando la canibalización de keywords, y, si hay que hacerlas, facilitará mucho la elaboración de las traducciones, que permitirán mejorar el posicionamiento SEO en todos los idiomas de la página web.